domingo, 1 de octubre de 2017

EL ESTADO DE DERECHO ACABA DE SER CANCELADO


Frente a la catarata de acontecimientos de características discrecionales y abiertamente autoritarios, como detenciones arbitrarias y violentas, encarcelamientos políticos, represión indiscriminada, allanamientos compulsivos y sin fundamento legal,  encubrimiento de la desaparición forzada de un joven en el marco de una acción punitiva de fuerzas federales; frente a los evidentes abusos del Poder Judicial contra integrantes de gobiernos anteriores elegidos democráticamente, y como contracara, la falta de procedimiento en otras causas que involucran gravemente al gobierno en funciones; frente a la persecución y cercenamiento de las voces disidentes utilizando herramientas de coerción, y a la voluntad manifiesta de las autoridades de impedir la libre circulación de las ideas y de la información veraz, criminalizando o al menos tratando de criminalizar a las diversas formas de interacción que permiten el debate y la discusión en el ámbito público y como contrapartida el espurio manejo de fondos destinados a publicidad oficial, beneficiando a los medios de comunicación cómplices del poder político; frente a la permisividad y muchas veces el aliento desembozado a actitudes violentas de las fuerzas policiales y de seguridad que ejercen un claro amedrentamiento a los integrantes de agrupaciones opositoras, a estudiantes, docentes, y trabajadores en general; frente al evidente despojo económico que sufre nuestro país, perjudicando gravemente al erario público y a la salud de las finanzas nacionales, hechos que conllevan el deterioro singular de los derechos económicos de las generaciones presentes y venideras y beneficiando a un puñado de empresas y corporaciones que tienen operadores en puestos clave del gobierno, frente a todo eso y después de casi treinta y cuatro años de democracia duramente recuperada, y habiendo pasado momentos de zozobra e incertidumbre donde se puso en juego esa vigencia democrática, afirmamos, que hoy, 1 de octubre de 2017, el ESTADO DE DERECHO en la República Argentina ha sido CANCELADO.

¿Quienes son responsables de esta situación? :
- El Poder Ejecutivo Nacional encabezado por el Ing Mauricio Macri.
- La Corte Suprema de Justicia, institución que debe velar prioritariamente por la vigencia irrestricta de los plenos derechos de los ciudadanos, pero que en cambio ha permitido con su acción y con su omisión gran parte de estos flagrantes atropellos.
- Muchos senadores y diputados que, elegidos para representar al pueblo, se someten a la “disciplina partidaria”  o al “carpetazo certero” y callan/adhieren/permiten esta situación inadmisible.
- Muchos gobernadores oficialistas y no oficialistas que, en pos de equilibrar el manejo financiero de sus provincias,  se solazan o se doblegan (según el caso) ante las decisiones del gobierno nacional.

Ante esta gravísima situación convocamos al pueblo argentino a hacer oír su voz en cuanta oportunidad se tenga, en la calle, en los barrios, en la fábricas, en las aulas a fin de no dejarnos robar lo mas preciado que tenemos que son los derechos que se recuperaron el 10 de diciembre de 1983.

Hoy convergeremos a Plaza de Mayo y todas las plazas centrales del país a pedir por la aparición con vida de Santiago Maldonado.

Queremos y exigimos poder manifestarnos, circular, opinar, discutir, obtener y difundir  información veraz, defender el patrimonio nacional y los derechos laborales y sociales adquiridos, denunciar los abusos y atropellos; todo ello sin represalia ninguna de parte de los poderes establecidos.

EL ESTADO DE DERECHO DEBE SER REPUESTO SIN DEMORAS



sábado, 25 de febrero de 2017

ESTE GOBIERNO NO ES UNA DICTADURA




Este gobierno no es una dictadura

Sólo es un gobierno que no respeta las leyes, las deroga con decretos, las ignora, las viola, pero no es una dictadura.
Sólo es un gobierno que aprieta a los jueces y fiscales, que los designa por decreto y pretende removerlos cuando no fallan a su gusto, pero no es una dictadura.
Sólo es un gobierno que encarcela a ciudadanos mediante maniobras espurias, con falsas pruebas y falsos testigos, pero no es una dictadura.
Sólo es un gobierno constituido por una caterva de facinerosos que asalta al Estado sin pudor ni freno, realizando grandes negocios para sus empresas y amigos, pero no es una dictadura.
Sólo es un gobierno que incumple la Constitución Nacional y los Pactos Internacionales a los que ella está asociada, negándose a reconocer los dictados de organismos que tienen primacía sobre la ley argentina, pero no es una dictadura.
Sólo es un gobierno que utiliza las fuerzas de seguridad para amedrentar y reprimir al pueblo fundamentalmente a los trabajadores que luchan por sus fuentes de trabajo y a los sectores más desposeídos, pero no es una dictadura.
Sólo es un gobierno que se arrodilla ante los poderes foráneos, incumpliendo su mandato de defender la soberanía y la integridad territorial, pero no es una dictadura.
Sólo es un gobierno que somete al conjunto de los ciudadanos a inusitados aumentos en los servicios básicos, provocando incertidumbre y desesperación, pero no es una dictadura.
Sólo es un gobierno que acalla las voces críticas y la descripción de la realidad que esas voces revelan día a día, aplastándolas con montañas de información sesgada, falsa y tendenciosa, pero no es una dictadura.
Sólo es un gobierno cuyos funcionarios mienten descaradamente todo el tiempo, burlándose del conjunto del pueblo y provocando estupor internacional, pero no es una dictadura.
Sólo es un gobierno que ha endeudado al país a razón de ciento treinta y siete millones de dólares por día sin un verdadero control del Congreso, y sin planificación económica alguna, pero no es una dictadura.
Sólo es un gobierno que estigmatiza a los migrantes, a las mujeres, a los que no los adulan, a los pueblos originarios, a los habitantes de barrios pobres, pero no es una dictadura.
Sólo es un gobierno que intentó y seguirá intentando manipular las elecciones, con argumentos falaces, pero no es una dictadura.
Sólo es un gobierno que entrega el patrimonio científico-técnico a corporaciones extranjeras, que reduce presupuestos de protección social, salud, educación, cultura, pero no es una dictadura.
Sólo es un gobierno que destruye sistemáticamente empleo, en la industria, en el comercio, en la construcción, en el Estado (salvo para sus familiares y amigos), pero no es una dictadura.
Sólo es un gobierno que todos los días desmonta los beneficios sociales y económicos que se han logrado en los años anteriores, y a su vez carga sobre la población las más duras medidas de ajuste, pero no es una dictadura.

En fin, sólo es un gobierno cuyas políticas benefician a un pequeño grupo de ciudadanos y atormentan y empobrecen al resto, pero no es una dictadura…. ¿no?… bueno, claro, pero no, digo…¿lo es?...¿qué se parece mucho?....y si.

lunes, 20 de febrero de 2017

Quiero verte una vez mas


Quiero verte una vez más estoy tan triste
Y no puedo recordar por qué te fuiste

(Tango - Musica: Mario Canaro Letra: José Maria Contursi)